No te quejes, no eres el único con problemas

Una verdad que nos cuesta reconocer es que nuestros problemas surgen por culpa de la envidia. Vivimos pendientes de los demás y por eso, a veces olvidamos valorar lo que tenemos.

Cuando no valoramos lo que tenemos envidiamos lo que consiguen los demás, así no lo necesitemos. La tarea de cada día es apreciar lo que hemos logrado con esfuerzo y dedicación. Además, debemos aprender a alegrarnos por los triunfos de los demás y bendecirlos.

Recuerda llamar a Gloria Díaz Salom en la madrugada. Las líneas 5941049 y 3152030 están abiertas para ti, desde las 4 de la mañana.