Nuestros propios problemas no son un castigo

Cada vez que vivimos una situación difícil creemos que es una prueba para medir nuestra tolerancia o capacidad de aguante y en el peor de los casos «un castigo».

A veces, no somos conscientes de que son situaciones que nosotros mismos nos hemos buscado pasar por estas cosas, una forma de Karma.

Y como es más fácil «quejarnos», todos lo hacemos, esperando que alguien más nos saque de esos problemas.

 

Síguenos en
© Copyright 2019, Todos los derechos reservados