Pequeños detalles que nos fastídian

Existen cosas insignificantes que nos sacan la piedra de una manera que no nos imaginamos, pequeñas cosas que nos fastidian a veces sin una razón real.

Desde una piedra en el zapato, un olor, una mancha en la pared y hasta la manera de hablar de alguien son situaciones que nos ponen contra la pared, logrando hacer que perdamos la tranquilidad y la cordura.

 

Síguenos en
© Copyright 2019, Todos los derechos reservados