Serialmente: Josef Kramer | La Bestia de Belsen

Continuamos nuestro recorrido por las peores bestias de la Segunda Guerra Mundial, y está vez llegamos a un burocrata, a un técnico que lo único que hizo fue cumplir su trabajo, tal como lo hacemos nosotros en nuestro diario vivir. Josef Kramer se preocupó tanto por los informes y los comunicados laborales, que en el proceso se olvidó de su propia humanidad.