Serialmente: Paul Ogorzow | El Asesino de la S-Bahn

Si algo nos ha enseñado SerialMente, es que los asesinos no reconocen bandos. No hay buenos y malos en un planeta donde solo habitamos los monstruos. Un día un destripador se oculta en los apagones de Londres, y al siguiente un violador hace lo mismo en la oscuridad de Berlín. La muerte solo se juzga según los intereses de quienes nos gobiernan.

Síguenos en
© Copyright 2019, Todos los derechos reservados